La sororidad en la pintura

Por Inés Isaurralde y Florencia De Giovanni Pacini.

“(…) No son los pies los que atan
es la mente, Carole
y hay mujeres que aceptan
y otras que no”

Claribel Alegría, poeta nicaragüense feminista, fragmento de “La Playa”

   A la luz de esta época, atravesada por preguntas urgentes acerca de cómo vivimos las mujeres nuestra profesión, nuestros vínculos, nuestros cuerpos y nuestra sexualidad, muchas de nosotras nos pensamos, nos cuestionamos. En algunos casos, el ejercicio de la pregunta nos invita a liberarnos de aquellos modos que tenemos naturalizados de existir y nos regala, en contrapartida, la posibilidad de conquistar nuevos formas, en muchos casos, liberadoras, de producir y de vincularnos.

   Estas formas son por definición anti capitalistas porque contestan la naturalización de las prácticas individualistas como hábito. Frente a esto, la sororidad, tal vez uno de los términos más amorosos del feminismo porque habla de comunidad y confianza horizontal entre mujeres.

   Nos llamamos Florencia e Inés y además de ser amigas, formamos parte de un grupo de pintoras, dibujantes, fotógrafas que se conocieron en el taller de Lula Mari llamado Las Muchas, donde compartimos horas y años de trabajo. Allí, a la par del oficio, de la conversación curiosa, se fue tejiendo la red que ahora nos une. Nos reúne el amor a las artes visuales que se sostiene en la compañía y mirada de otras. Las Muchas experimentan esa confluencia como potencia colectiva, como deseo que se multiplica. Cada investigación plástica particular agrega una voz en un coro que no pretende unicidad, sino experimentar el campo de lo posible.

 Hasta el año pasado, coincidía que varias de nosotras nos cruzábamos en la manifestación de Ni una menos, tal vez, por azar. Sin embargo, este año, el primer paro internacional de mujeres puso en evidencia que estábamos viviendo un escenario inédito y que frente al recrudecimiento de la violencia machista y capitalista el movimiento de mujeres crecía, en contrapartida, incidiendo también en nuestras formas de resistencia. Muchas de las Muchas fueron juntas, no sólo como mujeres sino como pintoras. La pregunta se instaló e hizo reguero en nuestras prácticas cotidianas y nos llevó a reunirnos en el taller y pensarnos desde esa doble matriz: ser mujeres y pintoras. Cada quien le dio un sentido propio, pero fue bueno reunirnos contestando la intemperie.

   Junto con Flor y al calor de esas preguntas, este año empezamos a buscar imágenes de archivo de las primeras activistas feministas en la Argentina. Nos encontramos con la huelga de inquilinos promovida mayormente por mujeres a principios del siglo XX en Buenos Aires, nos encontramos también con las imágenes de Juana Rouco Buela, activista, costurera y periodista. Nos entusiasmamos y boceteamos un mural no sólo con las figuras que trascendieron, como la de Juana, sino también con las caras desconocidas de otras costureras activistas.

  No existen tantas imágenes de archivo de mujeres como de hombres (lógico, forma parte de las mismas fuerzas que impusieron un relato patriarcal). Frente a esto, nos propusimos pensar en un mural que recuperara esas caras anónimas de las primeras luchadores mujeres revisibilizándolas. Pensamos también en cómo escaparle a lo panfletario, cómo habitar plásticamente esas referencias.

IMG_20170524_181731

  Más allá del resultado final del mural, sentimos mientras buscábamos pintando y boceteando, la línea que nos conecta con la generación de nuestras madres, abuelas y bisabuelas que no tuvieron acaso la fortuna de ver suceder este estado de rebeldía que nos toca vivir a nosotras. Es que cuando estamos reunidas o en una manifestación, percibimos que no sólo nos acompañan nuestras compañeras, hay además una particular emoción en sentir la fuerza de las mujeres que lucharon antes. El tiempo de muestra condensado y múltiple, ni lineal, ni progresivo.

   En las imágenes que acompañan este texto, fundimos dos pinturas y compartimos un boceto del mural. Es que en nuestra pintura hay mujeres: trabajamos con referencias de archivo y con referencias contemporáneas. Interrogamos estos cuerpos desde la materia pictórica, descubriendo conforme avanzamos modos propios de narrar y de mirar.

 

 

Contactos:
http://inesisaurralde.blogspot.com.ar 
http://florenciadegiovanni.tumblr.com
http://www.facebook.com/grupolasmuchas